me traeré la luna a casa y me la comeré

haciendo picnic en la terraza,

yo: desde aquí puedo ver la luna,

ella: yo también, me gustaría comerme la luna,

yo: y a qué sabe la luna hija?

A sal, y a queso (la madre),

ella: sí, a sal y a queso. Cuando sea mayor, me traeré la luna a casa y me la comeré.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.