misterioso paisaje tras la batalla (obras abandonadas)

permanecen ahí levantadas,

a medio hacer, medio derruir,

son obras abandonadas (misterioso

paisaje tras la batalla).

cimientos y hormigón

como esqueletos

de duros y cortantes

perfiles al aire.

se fueron las voces,

se fueron los ruidos,

los de la gente que

estuvo trabajando allí

en invierno o verano,

la de la gente que

vendría a visitarlo,

la de la gente que

vendría a habitarlo,

y alguna risa de niño

o niña que recorrería

las casas, sin tan

siquiera intentarlo.

(pero yo los oigo,

para mí están claros)

cuántos paisajes

así hoy diseminados

por el suelo patrio,

fantasmas de nuestros miedos,

de nuestros anhelos,

de nuestros trabajos.

(están ahí para recordarlo).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.