despertar de una casa (en la que habita una niña)

despertar de una casa

con niña de casi 4 años

una mañana de domingo,

al principio todo es silencio,

tiempo de preparar desayunos,

escuchar música o leer

un poema mientras tanto,

pronto empiezan los ruidos

(una caja de música sonando,

la niña está despertando),

cuando decide aparececer

sonido de pasos

descalzos por el pasillo,

y una sonrisa surge

el comedor iluminando,

aún momentos tranquilos

entre desayuno y dibujos,

cuando termina de despertar

el resto ya son juegos,

y prepararse para los invitados

que vienen a comer,

mientras

su voz y su risa constante

nos recuerdan, ya se preocupa

ella de hacerlo, que hay vida,

hay sueños y alegría siempre

en una casa, en una casa en la

que habita una niña.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.