electra

Chica asesina

profesional,

quién no quisiera

morir por uno

de tus cuchillos

traspasado.

Tu historia era

también una historia

de venganza,

pero una venganza

puesta al servicio

del mejor postor,

tus cuchillos volaban

y la muerte era

segura, Electra

como la tragedia

griega, la chica

para nada indefensa,

tu traje también

era rojo, y tus

cuchillos en sus

vuelos certeros

dejaban una estela

escarlata y un

rumor de silencio

hasta que en

el corazón se clavaban,

muchos corazones

destrozados

por tus cuchillos,

muchos más aún

por tus amores

no correspondidos.

(pero ellos no entendían,

ni siquiera el pobre

muchacho ciego,

vestido de rojo,

una asesina nunca

se enamora de

su víctima).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.