capitán trueno

Tú siempre fuiste bueno

(así decía la canción de Asfalto),

y a los buenos defendías

del ataque de los malos.

Siempre en compañía

de Crispín y Goliat

por el mundo partías

a desfacer entuertos

como buen caballero.

Y de tu valiente espada

tenían buena noticia

desde oriente a occidente,

desde las mesetas del Tibet

y las estepas asiáticas,

hasta los desiertos de África,

y todos los mares que

la ancha tierra circundaban.

Y en tu lucha no

encontrabas descanso

hasta la siguiente injusticia.

Y el bueno estaba más tranquilo,

más nervioso el malo,

cuando oían, de tu caballo,

los cascos resonando.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.