el hombre enmascarado (the phantom)

Sombra de una sombra,

entre las sombras

del bosque te movías,

como una sombra más

de todas la más sombría.

Con tu antifaz y tu traje

violeta, tus pistolas

al cinto, y tu caballo,

parecías un fantasma

que conjuraba todos

los espíritus.

Y las almas atormentadas

a temblar se echaban

por sus maldades cometidas,

creída ya llegada su hora.

Y en verdad era llegada,

cuando por el bosque,

como un fantasma,

tu sombra se deslizaba.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.