pero es que éstas son mamás hormigas

volvemos a casa después del cole, hemos parado junto al coche, para sacudirnos los zapatos en un pequeño jardín. Después de descalzarse,

ella: papi, hay hormigas.

yo: no pasa nada,hija.

ella: sí, me pueden comer el pie.

yo: no, son muy chiquititas.

ella: pero es que están son madres hormigas.

yo: entonces sí, entonces ten cuidado.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.