el guerrero del antifaz

Guerrero más noble

no lo había, y más

perfecto caballero,

y más puntual a sus

citas, y más estricto

con la justicia,

y más implacable

con la mentira.

Con tu cota de malla,

tu casco de acero,

tu cruz pintada,

tu espada y puñal

al cinto, siempre

junto al horizonte

cabalgas, destrozando

la injusticia.

Y a los malos los pintaban

de musulmanes,

pero eso no era

lo importante,

lo importante

es que teníamos

alguien, que a la

pobre gente indefensa

nos defendía.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.