spanish revolution

MADRID, 15 MAYO, 2011

En Madrid, tuvimos otro mayo

revolucionario, como si fuera

el mes favorito de revoluciones.

La gente ya cansada salió

a la calle y tomó la plaza,

y cómo brillaba su mirada.

La gente se reunía ilusionada

en la plaza y lanzaban proclamas

y discutían juntos los asuntos

en eternas asambleas indignadas,

en Madrid, en Barcelona y en otras

plazas de la rebelde España.

Y la gente les apoyaba y la gente

les arropaba, y cuando dieron las

12 en el reloj de sol, de allí no marchaban.

Piden un cambio, que acabe esta

crisis inhumana del más salvaje

y feroz capitalismo del que nadie te salva.

Quieren trabajo, quieren casa,

que los estudiantes puedan tener

un futuro y todas las gentes de España.

Que acabe la corrupción en política,

que haya una verdadera democracia,

que no echen a la gente de sus casas.

Esto ya ha empezado,

esto ya se ha puesto en marcha,

¿ahora quién lo para?

Esta magnífica, increíble,

irreductible ola de gente

maravillosa indignada.

(la historia, contra lo que

nos dijeron, no se para)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.