revolución de los claveles

PORTUGAL, 25 ABRIL 1974

 Por las calles de Lisboa

bajaban los tanques, pero

esta vez no para asesinar.

 

Los capitanes de abril se

alzaron contra la dictadura,

de su palacio lo echaron.

La gente salía a recibirles

y ponía claveles en los fusiles,

un clavel en el cielo de Lisboa se abría.

Los corazones encendidos

de esperanza aquellos días

por acabar con la dictadura.

Por acabar con la guerra colonial,

que ensangrentaba Portugal y

las bellas tierras africanas.

Y por una vez triunfó la

revolución de los claveles,

la primavera llamando a la puerta.

Hoy todo Portugal lo recuerda,

celebran abril como un dulce

sueño que la saudade despierta.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.