berlín 1918

 ROSA LUXEMBURGO, BERLÍN 1918

También era invierno en Berlín

en el año 1918, el frío mordía

como la sombra de la derrota.

Con un ejército en plena retirada,

la revolución exaltada se lanzaba

a conquistar las calles de Berlín.

Eran espartaquistas, como el

antiguo esclavo romano, luchando,

como entonces y siempre, por la libertad.

La marea roja sembraba de rosas

el manto de nieve de Berlín,

era la gente alzada en rebelión.

El gobierno, como en estos casos

suele suceder, decretó la represión,

aplastar las rosas sobre el suelo de Berlín.

Y entre ellas tú, de todas la más

bella, la más apasionada y feroz

defensora de derechos del pueblo.

Pero ni siquiera a ti, Rosa,

respetaron, aplastaron la rosa

y la tiraron muerta a un río.

Los pétalos flotaban en la corriente,

sobre el agua sucia de los muertos

flotaban sueños de revolución amordazada.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.