¡va a oler a peste!

volvemos de casa de la yayi, donde hemos estado comiendo y jugando. se quería llevar un cerdito, al final lo ha dejado. ha quedado con la yayi en hacer una bolsa con juguetes para llevarlos a su casa (a donde va siempre se quiere llevar algo y siempre nos llena la casa de trastos).

vamos hablando de lo que vamos a hacer cuando lleguemos a casa.

ella: podemos preparar la bolsa de juguetes para la yayi.

yo: sí, podríamos coger una bolsa de basura para guardarlos.

ella: ¡va a oler a peste!

yo me río y le intento explicar que no es lo que ella cree.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.