¡eres la mejor mami que he tenido nunca!

ha sido un duro viernes y una dura semana. hemos pasado la tarde en casa, ella y su primita jugando juntas, después de irse mi hermano y su hija, hemos cenado y nos estamos preparando para acostarnos. esta vez es la mami la que va a acostarla, y le ha prometido leerle cuentos:

ella: ¡eres la mejor mami que he tenido nunca!

(de madrugada, no sé cómo, ha acabado en nuestra cama. le ha dicho a la mami que en su cama había un caracol y le daba miedo. su mami y yo le habíamos preparado días atrás un spray antimonstruos, para cuando la cosa se pusiera difícil, los monstruos huyen de todo lo que huela a mamá, pero siempre es mejor la presencia real de la mamá).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.