está en manos de los dioses

las circunstancias no las tengo muy claras, porque pasó hace días, aunque la frase la tengo grabada.

vamos en el coche, charlando, creo que bajamos del cole o de baile, a buscar a mamá (creo que luego mami no estaba, me había dicho que iba directamente a casa con una amiga  y su bebita, y yo no me acordé). hablamos del tiempo.

yo: qué calor hija, estamos en marzo y menudo calor (el coche al sol llegó a estar a 30ºC), por la mañana refresca un poco, pero luego sube la temperatura.

seguimos hablando del tiempo, de las estaciones (que ella confunde todavía), de lo bien que vendría que lloviera, sería bueno para las plantas, los animales, el campo, las personas.

yo: pero no depende de nosotros, depende del tiempo, de la suerte, no está en nuestras manos.

ella: no, papi, está en manos de los dioses.

yo: (como si me hubiera leído el pensamiento) ¡en manos de los dioses! ¡claro!

ella: sí, porque ellos son los que hacen que llueva, que haga sol,…

(ahí queda eso)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.