oración al padre

padre nuestro

que estás

en los cielos

(y en el infierno)

venga a nosotros

tu reino

(y tu más cálido

infierno,

en el que prefiero

seguir viviendo)

hágase tu voluntad

así en la tierra

como en el cielo

(ya se hará la nuestra

aquí y en el infierno)

perdónanos

las ofensas

así como nosotros

perdonamos

a quienes

nos ofenden

(y de paso,

les cortamos

la cabeza)

el pan nuestro

de cada día

dánoslo hoy

(ya se lo quitaremos

nosotros a los

hambrientos,

para quienes

la tierra será

un verdadero infierno)

no nos dejes

caer en la tentación

(la tentación

para nosotros

siempre será

la mujer, verdadera

hija del demonio,

y mutilaremos

su cuerpo)

más líbranos

del mal

(del tuyo,

porque ya nosotros

nos inventaremos

miles de males

sin cuento)

amén

(a partir de pronunciadas estas solas palabras, desde ese mismo momento la guerra se enseñoreó, para abrasarla, de nuestra querida madre tierra)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.