oración a la madre

Madre, querida nuestra,

bendita madre tierra.

Tú que nos proporcionas

los frutos y las flores,

sigue dándolas para

alimentar nuestras casas

y adornar nuestros cabellos.

Madre, querida madre nuestra,

bendita madre tierra,

acoge a tus hijas, vuelvan

de nuevo a la tierra

cuando mueran y de

la tierra de nuevo florezcan.

Madre, querida madre tierra,

bendita tierra nuestra

que nos proporcionas

las aguas, los torrentes y ríos,

deja que el agua corra por

nuestras venas y nos conecte

al resto de los sistemas de vida.

Beberemos agua, seremos agua,

seremos río y seremos nube,

y caeremos de nuevo a ti querida

madre tierra, para regar las flores.

Querida madre tierra, madre tierra

nuestra, que la paz y el amor

brillen siempre en nuestros

corazones, que nuestro amor

y paz sea la luz de la lámpara

enterrada, que brille para siempre

en nuestra querida amada tierra.

(cúmplase siempre, madre, tu voluntad

de amor y paz para tus hijas y para la tierra)

 
(ésta era la oración que desplegaban siempre sus queridas hijas, con los actos de su vida, sin necesidad de pronunciarla en palabras, se la decían unas a otras cuando se miraban)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.