EL CULTIVO DE LAS BELLAS LETRAS ( O CÓMO LOS Y LAS GRANDES CREABAN SUS GRANDES POEMAS)

Jo, no sé cómo los

y las grandes crearon

sus grandes obras, más

grandes que el escorial,

y ahora caigo en la cuenta,

como cuando felipe II

el grande se sentaba

en la cuneta, a contemplar

su grandiosa obra del

escorial (que él no hacía),

me ha venido un golpe

de inspiración, y he pensado,

en un rapto, la mayoría

de esos grandes hombres

y mujeres (sobre todo

aquellos), no tenían

hijos ni hijas de las que cuidar,

ni responsabilidades

ni obligaciones

ni compromisos

ni trabajos de los que

dependía pagar

la próxima letra

de la hipoteca

(y así en ellos y en ellas,

todo era dedicarse al cultivo

de las bellas letras).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.