poema al inicio de curso

inicio de curso

en un nuevo instituto

(y los que quedan con los recortes)

nervios de los primeros días,

aún de reuniones

y revisión de programaciones,

preparación de actividades

para esos primeros días de clase,

chicos y chicas corriendo

saltando, empujándose,

en manadas, por el patio.

Caras expectantes

en primeras filas.

Caras desafiantes.

Caras soñolientas.

Caras jóvenes que

aún miran con sorpresa.

¿cómo será el año?

¿cómo será el curso?

En compañía de esta

bárbara gente implacable

que te destrozan

y se lanzan a la yugular

al menor signo de flaqueza o debilidad.

(lo que está claro es que

no entraré al cuerpo a cuerpo

salvo en contadas ocasiones,

y que no les ofreceré un blanco

fácil, para sus terribles mortíferos

dardos agonizantes).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.