EL RITMO DE LA VIDA (O AMOR, MÚSICA Y POESÍA FUERON LO PRIMERO)

regresamos al útero.

Te haces chiquitita.

Te haces pequeñita.

Sonríes con gorditos

carrillones hinchados.

Estás dentro de una

bolsa de agua cálida.

Flotas en el espacio,

interestelar, y ves

brillar lucecitas,

en inmensa oscuridad.

Es el universo.

Es la realidad.

Flotas, en dulce compás.

No hay ruidos.

No hay sobresaltos.

Todo es tranquilo y suave.

Salvo que, algo,

de vez en cuando

te estremece.

Es un latido.

Más grande,

junto al tuyo,

pequeñito.

Es un tambor

(es el amor).

Es el origen de la música

(sólo que tú no lo sabes)

Es el origen de la poesía

(sólo que tú tampoco lo sabes).

Es el origen de la vida

(aquel fluido extraño

en que flotas perdida).

Y sí, es tu madre,

(aunque sospecho

que eso sí lo sabes).

Por cómo se sobresalta

tu corazoncito,

y se detienen todos

tus sentidos atentos,

quietos y suspensos

para escuchar ese

extraño y acompasado

dulce suave ritmo.

Así,

amor,

música,

poesía,

fueron lo primero,

desde el principio,

sólo que luego,

ya, con el paso del tiempo,

lo deshechaste

y enterraste

en el baúl del olvido

y el cajón de los recuerdos.

Anuncios

Una respuesta a “EL RITMO DE LA VIDA (O AMOR, MÚSICA Y POESÍA FUERON LO PRIMERO)