sobre el mantel (son perversas las olas)

Son perversas las olas

queriendo retorcer sin ninguna piedad

el velo de las aguas, justo antes de morirse

en vértigos y espuma sobre arenas.

 

Igual que cada ola,

es perversa tu mano

cada vez que la mueves

y el destino no es

mi mejilla expectante.

 

Sino, tan tristemente,

por ejemplo,

la sal.

 

GRACIELA ZÁRATE CARRIÓ

A Contraluz de embargo, LasturaISBN: 978-84-942298-0-0, 69 pág., 1ª edición: febrero 2014, Ocaña , Castilla La Mancha (EU)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.