pero no miramos hacia abajo (por si nos caemos)

hay música hermosa (y poesía hermosa)

como notas de un piano golpeando lluvia.

hay cosas hermosas como un beso cálido,

cosas hermosas como un ritmo sincopado

de una melodía de jazz en un orgasmo.

hay cosas hermosas, pero nos da igual, son

para ti, son para mi, la belleza ametrallándonos.

¿y quién podría saberlas? ¿y a quién le importarían?

una noche de fuegos artificiales, que solo brillan

en tu pecho, una feroz batalla con rojos dragones

en tu cerebro, ir por la calle y ser atravesado

por una bandada de mariposas de papel de celofán.

en el abismo, en la cuerda floja en que caminamos,

cualquier destello, cualquier atisbo, cualquier gesto,

nos haría perder el equilibrio y, fatalmente, caernos.

así que ¿quién quiere asomarse al abismo? hacemos

como que no vemos y seguimos caminando, sintiendo,

el aire, el vértigo, pero no miramos hacia abajo

(por si nos caemos)

pablo blaya (octubre de 2014)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.