parece que ha dado de sí el día (con algunas ráfagas de poesía)

a tope por alcalá hacia sol,

en moto.

aparcar junto a otras setas

florecientes en aceras.

preguntar por una calle,

más bien callejón

del madrid antiguo.

casa regional, metido

en ambientes y costumbres

ancestrales, para oír un poco

de poesía:

“algún día fue cierta la belleza”

y “después del asombro quedaron

las heridas”

conversaciones con amigas

entre espuma y brillos de cerveza.

vuelvo a casa cansado.

parece que ha dado de sí el día

(con algunas ráfagas de poesía).

pablo blaya  (octubre de 2014, madrid, en la presentación de noticia del asombro, de la poeta ana garrido)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.